lunes, 8 de marzo de 2010

Sociología: Definición y Origen

DEFINICIÓN DE SOCIOLOGÍA.
La sociología es el estudio de las sociedades. Es la disciplina que se encarga del estudio de los grupos humanos, de la interacción humana, de los sistemas de acción social. Esta definición puede parecer ciertamente vaga o poco concisa, pero la verdad es que todo intento de definir con más precisión la sociología choca con grandes dificultades.
¿Se puede considerar la sociología como un estudio científico? En principio sí. Pero nuevas divergencias aparecen, a partir de aquí, a la hora de matizar cómo y en qué sentido puede ser ciencia la sociología, ya que para algunos lo es a la manera de las ciencias exactas o naturales y para otros de manera distinta. En realidad, la sociología es una creación continua y su misma definición se desenvuelve y precisa a través de sus progresos y de las sucesivas confrontaciones entre las tendencias que la desarrollan.

ALGO DE HISTORIA: ¿CÓMO SURGIÓ LA SOCIOLOGÍA?

Hay que remontarse muy atrás en el tiempo para encontrar los orígenes del pensamiento sociológico. Se podría citar como precursores del mismo a Platón, Aristóteles, San Agustín, Locke, Hobbes, Rosseau y algunos otros.
Sin embargo, hay tres autores a quienes a menudo se atribuye el título de fundadores de la sociología como ciencia: Henri de Saint-Simon (1760-1825), Augusto Comte (1793-1857) y Karl Marx (1818-1883). El primero fue el pionero a la hora de considerar las sociedades humanas como realidades sometidas a ciertas regularidades. Comte definió esta disciplina como el estudio de un conjunto de leyes que rigen los fenómenos sociales. Marx puso de manifiesto la importancia de la lucha de clases en el desarrollo evolutivo de las sociedades, afirmando también que el todo social es más que la suma de sus partes.
Después de los fundadores caben ser destacados los nombres de Herbert Spencer (1820-1903) y, sobre todo, Émile Durkheim (1858-1917). El primero intentó reducir las características de todos los fenómenos sociales a una teoría de la evolución de corte biologicista. El otro presentó, en “Las reglas del método sociológico”, una especie de manifiesto y código de actuación de la nueva ciencia. No obstante es en “El suicidio” donde el autor francés expuso cómo se ha de realizar un trabajo sociológico científico a partir de datos estadísticos.
Después de Durkheim la sociología se afirmó como una de las ciencias humanas más importantes y más sólidas gracias a la labor de pensadores como Max Weber, Max Scheler o Bronislaw Malinowsky.
Weber es el fundador de lo que a menudo se ha dado en llamar sociología comprehensiva. Según él, la sociología no tiene que explicar los fenómenos que estudia buscando sus leyes o sus causas, sino captando su profundo sentido. Éste, por lo demás, no puede ser definido objetivamente, de una manera válida para todos, sino en relación con un determinado sujeto. Desde este punto de vista, e
l método principal en sociología consiste en la elaboración de tipos ideales que se forman reuniendo y acentuando los rasgos primordiales de cada fenómeno sociológico tal como se da en el devenir histórico.
Max Scheler introdujo en la nueva ciencia el enfoque de la fenomenología. De esta manera, la sociología se ve llamada a no apartarse demasiado del aspecto específicamente humano de los fenómenos sociales y a interesarse por las intenciones que manifiestan las acciones colectivas.
Malinowsky es tenido como fundador de la escuela funcionalista, según la cual, los sistemas sociales son fenómenos constituidos por unos elementos (los actores sociales, las instituciones, etc.) y unas funciones que se dan entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada